mas noticias del sector


España, Italia, Grecia y Marruecos divulgarán la dieta mediterránea

España, Italia, Grecia y Marruecos divulgarán la dieta mediterránea Su objetivo es evitar el alejamiento de este patrón alimentario saludable, además de mantener y preservar su legado histórico y cultural

España, Italia, Grecia y Marruecos han celebrado la primera reunión Institucional Transnacional de la Dieta Mediterránea, donde han analizado las acciones de divulgación, ampliación, promoción, salvaguardia y proyección de la dieta mediterránea. Se trata del primer encuentro de carácter institucional que mantienen estas naciones tras haber conseguido la dieta mediterránea el reconocimiento de la UNESCO para formar parte de la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial.

Nuestro país, impulsor y líder de todo este trabajo, ha estado representado en la reunión por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) y el Ministerio de Cultura. El departamento dirigido por Rosa Aguilar recordó que la inscripción en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial supone salvaguardar y proteger el legado cultural de la dieta mediterránea "para evitar el alejamiento de este patrón alimentario saludable, mantener y preservar su legado histórico y cultural".

La importancia de la dieta mediterránea se basa también en los beneficios sociales de desarrollo rural sostenible, en el mantenimiento de la población en el medio rural y de paisajes característicos, así como en la valorización de los productos mediterráneos, la promoción del turismo rural, cultural y gastronómico, según el MARM.

Fuente: www.freshplaza.es



La Dieta Mediterránea hoy

Reconocimiento de la UNESCO a la Dieta Mediterránea Un estudio realizado por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) confirma la evidencia que vemos: Los españoles han dado la espalda a la dieta mediterránea.

Sin entrar mucho a valorar qué es y que estructura tiene esa mítica dieta mediterránea, que más bien parece una referencia del buen comer que una dieta real, lo que parece cada vez más claro es que no sólo se come peor cada día sino que, más grave aún, estamos perdiendo el conocimiento de lo que es una buena alimentación, ese conocimiento que las madres de la generación anterior tenían in-corporado.

Según este estudio, los españoles comemos demasiadas proteínas y grasas y demasiada poca fruta, verdura o cereales integrales.

“Un ciudadano consume al día unos 164 gramos de carne, de media, y lo aconsejable sería que lo hiciese de forma ocasional”, explicó Sabrido, presidente de la AESAN. Además, alrededor de un 30% de los encuestados comía bollería industrial a diario.



Máxima satisfacción del Salón Dieta Mediterránea y Salud por el reconocimiento de la UNESCO a la Dieta Mediterránea

Reconocimiento de la UNESCO a la Dieta Mediterránea El organismo de Naciones Unidas ha declarado el modelo alimentario como ‘Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

Madrid a 16 de noviembre de 2010. El Salón Dieta Mediterránea y Salud ha expresado su satisfacción por la reciente distinción por parte de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) a la Dieta Mediterránea como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Asimismo, reconoce y agradece el trabajo realizado por parte de personas, fundaciones, instituciones, sociedades científicas, gobiernos autonómicos y el Gobierno de España para alcanzar este importantísimo logro.

La Dieta Mediterránea en toda su diversidad expresiva mantiene la evidencia científica compatible con un perfil de alimentación saludable que sabe compaginar los aspectos culturales, sociales, económicos y de interrelación entre los pueblos que la sustentan. Estimula la producción y el consumo local desde una agricultura, pesca y ganadería sostenibles que se transmite de generación en generación como una seña de identidad relacionada con el legado de nuestros mayores; afectos, sabores ,colores ,gastronomía, cultura y salud.

En este sentido, la organización del Salón Dieta Mediterránea y Salud ha manifestado su deseo de mantener este compromiso compartido de incentivar y dinamizar la adherencia a la Dieta y cocina Mediterráneas que, junto con una mayor práctica de actividad física, puede representar una inestimable herramienta de promoción de la salud y progreso social para todos los pueblos de España.

Salón de la Dieta Mediterránea y Salud

El Salón Dieta Mediterránea y Salud un espacio anual único de encuentro, reflexión, comunicación y toma de medidas de acción entre los distintos protagonistas de un modelo cargado de valores, como es la Dieta Mediterránea.

Dirigido a profesionales de la salud y a la población en general, tiene como objetivo principal difundir al máximo los valores nutricionales, saludables, culturales, económicos, sociales y placenteros de este modelo alimentario para crear una sólida y duradera percepción social que asocie la Dieta Mediterránea a la calidad de vida.



La Dieta Mediterránea un seguro para la salud

La Dieta Mediterránea un seguro para la salud La Fundación Española del Corazón (FEC) es consciente de que la Dieta Mediterránea se basa en una serie de parámetros nutricionales, culturales, socioeconómicos y de estilo de vida saludables, tanto para el organismo en general, como para el corazón en particular. Por ello, no quiso faltar al II Salón de la Dieta Mediterránea, que tuvo lugar en Madrid del 14 al 17 de octubre, con su propio stand. En él, el Dr. Leandro Plaza, presidente de la FEC impartió la conferencia titulada “Vida cardiosaludable: sus retos”, En la que hizo hincapié en la importancia de mantener unos hábitos de vida cardiosaludables que apoyen a los fármacos que deben tomar los pacientes con enfermedades cardiovasculares, para una correcta recuperación. Este Salón se organiza con el objetivo de divulgar y promover los valores de la dieta mediterránea; para ello, se llevaron a cabo 40 talleres, 45 conferencias, 25 ponencias científicas, 30 catas y degustaciones, así como otras actividades saludables.



El II Salón Dieta Mediterránea y Salud

El II Salón Dieta Mediterránea y Salud ha querido reconocer especialmente la labor de seis profesionales y entidades que con su trabajo han contribuido y contribuyen a trasladar a la población los beneficios para la salud derivados de una alimentación saludable en general, y de la Dieta Mediterránea en particular, manteniéndola viva entre los más jóvenes. Los galardones, divididos en seis categorías diferentes, han recaído en el profesor Dr. Santiago Grisolía (Premio a la excelencia profesional en el campo de la salud); el Dr. Julio Boza (Premio ‘Profesor F. Fidanza’ a la mejor trayectoria profesional en el campo de la salud); Andoni Luis Aduriz del Restaurante Mugaritz (Premio a la trayectoria profesional en el campo de la restauración); Espacio ‘Saber Vivir’ del Programa La mañana de la 1 de TVE (Premio a la trayectoria profesional en el ámbito de la comunicación); el Programa educativo ‘Vívelo, vive 10’ (Premio a la iniciativa educativa en el campo de la alimentación y salud); y Central Lechera Asturiana (Premio al compromiso empresarial en innovación e investigación en nutrición).



GreenPan presentará sus revolucionarios antiadherentes Thermolon en el Salón de la Dieta Mediterránea y Salud

GreenPan presentará sus revolucionarios antiadherentes Thermolon en el Salón de la Dieta Mediterránea y Salud





La Dieta Mediterránea, Patrimonio de la Humanidad

La Dieta Mediterránea, Patrimonio de la HumanidadLa candidatura aspira a salvaguardar una cultura culinaria y agrícola milenaria y a transmitir a las futuras generaciones sus recetas y sabores.

En noviembre de 2010 la dieta mediterránea puede convertirse en la primera expresión gastronómica que forme parte de la Lista de Patrimonio Inmaterial de la UNESCO. España, Grecia, Italia y Marruecos presentaron una candidatura transnacional conjunta para que la dieta mediterránea se inscriba en la Lista. El Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial tomará la decisión sobre la inscripción dentro de dos meses.

La dieta mediterránea toma el nombre del Mare Nostrum, cuna de las civilizaciones occidentales. Durante siglos, pueblos, culturas, países y regiones han recibido y han cedido su sabiduría. Más de 130 millones de personas viven en la actualidad en sus costas. Comparten paisajes, cultivos y técnicas agrícolas, les es común la idea del mercado de abastos, de espacios y gestos culinarios, tienen iguales razones de celebraciones, leyendas y devociones.

La dieta mediterránea no es sólo un patrón alimentario, también es una filosofía de vida basada en costumbres milenarias de los habitantes de la cuenca de un mar casi cerrado. Engloba un estilo de vida activo, una determinada manera de entender las relaciones sociales, las prácticas y costumbres relacionadas con el clima. Sus pueblos, además de sus aguas, comparten alimentos, recetas, sabores y gustos. Todo ello a pesar de que, en ocasiones, aquí se llame sopa, allí lo bauticen como sémola y acullá, como cuscús.

En la cuenca del Mediterráneo, los alimentos son algo más que un vehículo de nutrientes. Con los más representativos -trigo, vid y olivo-, los países bañados por este mar han desarrollado un extenso recetario de ingredientes comunes, aunque identificados con nombres, texturas y sabores muy diferentes y particulares. En España, el bocadillo de pan forma parte esencial de los tentempiés, pero en algunas zonas el kebap es el equivalente y, en otras, las tortas de pan de pita. Son alimentos con formas diversas, pero elaborados con una misma materia prima, el trigo. Una misma dieta, diferentes mundos

La dieta mediterránea toma el nombre del Mare Nostrum, cuna de las civilizaciones occidentales. Durante siglos, pueblos, culturas, países y regiones han recibido y han cedido su sabiduría. Más de 130 millones de personas viven en la actualidad en sus costas. Comparten paisajes, cultivos y técnicas agrícolas, les es común la idea del mercado de abastos, de espacios y gestos culinarios, tienen iguales razones de celebraciones, leyendas y devociones.

La dieta mediterránea no es sólo un patrón alimentario, también es una filosofía de vida basada en costumbres milenarias de los habitantes de la cuenca de un mar casi cerrado. Engloba un estilo de vida activo, una determinada manera de entender las relaciones sociales, las prácticas y costumbres relacionadas con el clima. Sus pueblos, además de sus aguas, comparten alimentos, recetas, sabores y gustos. Todo ello a pesar de que, en ocasiones, aquí se llame sopa, allí lo bauticen como sémola y acullá, como cuscús.

Los alimentos son, en el Mediterráneo, algo más que portadores de meros nutrientes. El trigo, la viña y el olivo simbolizan este lado del mundo. El primero es la harina del cereal mediterráneo por excelencia y la base de múltiples recetas. Desde las galletas a las salsas, como la bechamel presente en las croquetas, las masas para pizzas y la pasta, base de cientos de platos. El trigo es también el ingrediente base del cuscús, la sémola de trigo duro mezclada y trabajada con harina y tamizada varias veces hasta obtener los granos de un tamaño característico.

Pero sobre todo lo es del pan, el alimento base insustituible de las civilizaciones mediterráneas. No importa si éste es payés, blanco o integral, elaborado al estilo del pan casero o precocinado. Por costumbre, el pan es imprescindible en la dieta de gran parte de la población. También al trigo se le debe la repostería, tan importante para las celebraciones y fiestas. Las tartas, los crepes, los bizcochos e, incluso, los churros, precisan de la harina de este cereal.

De la viña, paisaje mediterráneo por excelencia, se obtiene el vino y con sus hojas de parra se elaboran recetas típicas del mediterráneo oriental. Pero son las uvas las grandes protagonistas de la mesa. Como fruta o como ingrediente de pasteles, para aliñar ensaladas o aportar un toque especial al pescado o a la caza.

En las tierras mediterráneas hay olivos milenarios. Son árboles robustos, de una belleza yerma y con un fruto de apariencia humilde, que se revela como oro líquido. El aceite confiere el sabor de los guisos, de las carnes, de los dulces, de los panes, de la dieta en definitiva. Sus propiedades saludables las certifica la ciencia y su importancia gastronómica, los cientos de recetas que precisan de unas gotas del fruto de la aceituna para hacerse posibles. Son muchas las variedades, pero el aceite siempre es el elemento seguro para freír y conseguir buenos sabores.

El aceite es imprescindible en ensaladas y es el ingrediente por excelencia del recetario popular y del más sofisticado. El olivo puede tomar también la sencilla forma de aceituna. Se sirven en el aperitivo, al estilo griego o en canapé francés. Siempre apetitosas.

Si la dieta mediterránea consigue el reconocimiento como Bien Inmaterial, se introducirá en la lista como la primera expresión gastronómica que acompaña a otras riquezas inmateriales dignas o necesitadas de conservación.

Éste agrupa a obras maestras y expresiones que precisan que se tome conciencia de su importancia o que se salvaguarden para permitir su protección y promoción. El inventario es nacional o regional, pero sin duda, es riqueza de todo el mundo y patrimonio de toda la humanidad que quiere conocerlo y reconocerlo.

Fuente: eroski consumer

Madrid acogerá el mayor encuentro nacional multidisciplinar sobre Dieta Mediterránea y salud

Fadrid acogerá el mayor encuentro nacional  multidisciplinar sobre Dieta Mediterránea y saludLa primera edición de esta iniciativa contó el pasado año con la participación de más de 40.000 visitantes y cerca de 100 entidades colaboradoras

Como principal novedad del encuentro, destacan las Jornadas Multidisciplinares de Formación Continuada para Profesionales de la Salud

Madrid a 29 de abril de 2010. El II Salón Dieta Mediterránea y Salud regresará a Madrid del 14 al 17 de octubre en IFEMA Feria de Madrid, bajo el lema ‘Alimentación sana, vida activa y salud’. El encuentro, dirigido a profesionales de la salud y a la población en general, pretende difundir los valores nutricionales, culturales y socioeconómicos asociados a la Dieta Mediterránea como un estilo de vida propio, con el objetivo de crear una percepción social sólida y duradera que relacione la Dieta Mediterránea a la calidad de vida y la promoción de la salud.

Como principal novedad, la segunda edición del Salón contará con unas Jornadas Multidisciplinares de Formación Continuada para Profesionales de la Salud, promovidas por la Academia Española de la Nutrición y Ciencias de la Alimentación en colaboración con las principales sociedades científicas españolas de salud y nutrición. A lo largo de diferentes sesiones, las jornadas abordarán temas relacionados con la salud materno-infantil; la prevención y el tratamiento de la obesidad; la dietoterapia en el caso de enfermedades crónicas; la importancia de la hidratación y la actividad física en la salud; y la relación con los medios de comunicación especializados, etc.

OBESIDAD INFANTIL Y DIABETES

Fundacion diabetesHasta hace no mucho tiempo, desde un punto de vista mundial, la carencia de alimentos suponía un problema sanitario acuciante. Aunque en muchos lugares del planeta todavía no se ha erradicado el hambre y, vergonzosamente, muchos niños y adultos (unos 40 millones cada año) mueren o tienen un desarrollo inadecuado por no disponer de alimentos suficientes para cubrir sus necesidades, también  se aprecia una tendencia imparable a darse el fenómeno opuesto, el de la obesidad, incluyendo la infantil.

En las últimas décadas del siglo pasado ya se observó que el estilo de vida de las sociedades opulentas guardaba una relación directa con las cifras de personas con sobrepeso. Efectivamente, la especie humana no está programada para lo que se entiende por estilo de vida occidental: dieta rica en grasa, comida “basura”, escaso consumo de frutas, verduras, hortalizas, legumbres, junto con una actividad física que cada vez es más escasa. La consecuencia clara es la obesidad y las enfermedades que se asocian a la misma, con un lugar destacadísimo para la diabetes. Ambas se unen bajo la denominación “diabesidad”, que ya se considera como la epidemia del siglo XXI. Un ejemplo claro de esta situación es la de los indios Pima, que viven en la frontera entre Estados Unidos y México. Su hábitat natural hasta hace muy poco era un desierto en el que era muy difícil encontrar alimentos. Su organismo se había adaptado con la adquisición de un gen “ahorrador”, que permitía sobrevivir con muy poco gracias a un consumo bajo. En el lado mexicano de la frontera, donde se mantienen la situación de privación, no hay prácticamente ningún caso de obesidad ni de diabetes, mientras que en el lado estadounidense se alcanzan porcentajes del 85 % de afectados por estas patologías tras su urbanización, sedentarismo y cambio de régimen alimenticio.

Sin llegar a cifras tan exageradas, lo mismo está sucediendo en otras partes. En el conjunto de Estados Unidos el 65 % de la población presenta sobrepeso, mientras que Europa, incluyendo a España, se está acercando a pasos agigantados a estos porcentajes, al ir adoptando el estilo de vida norteamericano. Incluso en países en los que sigue habiendo desnutrición y hambre está incrementándose el número de personas con sobrepeso, especialmente en las capas pudientes y urbanizadas.

Aunque la obesidad va aumentado en proporción directa con la edad, cada vez se ven más casos de obesidad infantil. Si los cambios de estilo de vida en adultos se han producido hace muchas décadas, en los niños se han acelerado hace relativamente poco. Los niños de hace pocos años jugaban más en los parques o en los patios, mientras que en la actualidad pasan horas delante del ordenador, de la consola de videojuegos o viendo la televisión. Al mismo tiempo, su dieta se ha ido transformando y “americanizando”, tanto por lo que se refiere a las comidas principales como a la media mañana o a la merienda, donde el tradicional bocadillo ha sido reemplazado por la bollería.

Si traducimos esta situación en cifras, nos podremos dar cuenta de lo peligroso de la situación: comenzando con Estados Unidos, país que va más “adelantado” en lo que se refiere a esta problemática, una serie de estudios avalan lo preocupante de la situación. Un estudio realizado en 5000 niños y adolescentes  durante el período 1994-1998 encontró que el 11 % de los comprendidos entre 6 y 19 años tenía sobrepeso. En el período 1999-2000, la proporción de afectados había ascendido al 15 %. Otro estudio realizado en California revelaba que el 85 % de los colegios públicos daba a sus alumnos comida rápida. El estudio más reciente ha encontrado que a los 13 años el 12,6 % de los varones y el 10,8 % de las chicas tenía sobrepeso, mientras que sólo 2 años después, a los 15, la prevalencia era de 13,9 y 15,1 %, respectivamente.

En países donde la obesidad no era un problema hasta hace poco, se han producido cambios radicales: entre 1978 y 1995 la obesidad en menores de 5 años se ha multiplicado por cuatro en países como Egipto. En Japón ya había un 8 % de niños obesos en 1992. En este mismo país, el número de niños con diabetes tipo 2, cuyo aumento va en paralelo al de la obesidad, casi se había doblado entre el período 1976-1980 y el 1991-1995. Si tradicionalmente la diabetes tipo 2, que en el 85 % de los casos se da en obesos, se consideraba una enfermedad del adulto, hoy en día se está diagnosticando a edades tan tempranas como los 8 años. Un trabajo publicado hace pocos meses ha calculado que un niño nacido en el año 2000 en Estados Unidos tiene un 32,8 % de posibilidades de ser diabético a lo largo de su vida, ascendiendo al 38,5 % en el caso de las niñas.

Aparte de los problemas personales, familiares y sociales que acarrean estas situaciones, también existen consecuencias económicas: en Estados Unidos, la diabetes se lleva 132 mil millones de dólares cada año, el 19 % del gasto sanitario. En otros países a la diabetes se va hasta el 40 % del presupuesto. Para la obesidad propiamente dicha, sin tener en cuenta las patologías asociadas, se irían 39 mil millones de dólares (30686 millones de euros) en Estados Unidos.

Evidentemente, es prioritario el llevar a cabo una toma de conciencia de la magnitud del problema tanto por parte de los gobiernos como de la sociedad en su conjunto. Cuanto antes se actúe, especialmente en niños, más beneficios se obtendrán.  

José Ramón Calle
Especialista en Endocrinología
Hospital Clínico
Asesor médico de la Fundación para la Diabetes

Jornadas Multidisciplinares de Formación Continuada para profesionales de la salud

En el II Salón de Dieta Mediterránea y Salud, que tendrá lugar del 14 al 17 de octubre 2010 en Ifema, se llevarán a cabo las Jornadas Multidisciplinares de Formación Continuada para profesionales de la salud.
Esta iniciativa promovida por la Academia Española de Nutrición contará con la acreditación solicitada al organismo oficial correspondiente.
Entre los temas a tratar se encuentran:

  • Hidratación y Salud
  • Obesidad: prevención y tratamientos
  • Salud Materno Infantil
  • Alimentos Funcionales
  • Dietoterapia de las enfermedades crónicas
  • Alimentación en situaciones especiales
  • Cocina, Cultura y Dieta Mediterránea
  • Dieta, Medios de Comunicación y Salud
  • Actividad Física y Salud

Los comedores escolares seguirán unas pautas comunes para elaborar menús saludables

Las máquinas expendedoras de alimentos o bebidas en los colegios contarán con productos más sanos

Los comedores escolares de toda España podrían contar a partir de abril con pautas comunes para elaborar menús saludables adaptados a los niños según sus edades. Además, las máquinas expendedoras de alimentos o bebidas de los colegios tendrán menos bollería y más zumos, frutas, refrescos y sándwiches, según ha anunciado el presidente de la Agencia Española de Sanidad Alimentaria y Nutrición (AESAN), Roberto Sabrido, ante la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados.

Esta medida se pondrá en marcha con la aprobación de la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición, que acaba de finalizar su fase de audiencia pública como anteproyecto y de la que esperan contar en abril con un documento de consenso elaborado junto a comunidades autónomas, consumidores y empresarios. La futura norma establecerá "pautas comunes" para que los comedores escolares puedan diseñar, en función de cada tramo de edad, "los menús tipo más adecuados", con la información nutricional que han de contener, que servirá también para que los padres aprendan a dar una buena alimentación a sus hijos.
Fuente: consumer.es

Sociedad Española de Arteriosclerosis

La Sociedad Española de Arteriosclerosis, en su objetivo de divulgar y promover los valores de la Dieta Mediterránea como un estilo de vida de hábitos saludables, ha tenido una importante participación en el I SALÓN DIETA MEDITERRÁNEA Y SALUD, celebrado en el Parque Ferial IFEMA, en Madrid, del 22 al 25 de octubre 2009.

Los más de diez mil visitantes de la muestra, han podido acercarse al stand de la S.E.A. donde, además de informarles ampliamente de qué es la SEA y su labor de investigación, dos azafatas les han entregado folletos divulgativos acerca del colesterol, la arteriosclerosis, los triglicéridos, recomendaciones dietéticas para prevenir la arteriosclerosis, etc.

El Prof. Jesús Millán, actual Presidente de la Sociedad, ofreció una interesante charla "Dieta Mediterránea vs Dieta Atlántica y Salud Cardiovascular. ¿Cuál es la dieta más favorable?", durante la jornada del viernes 23, la cual tuvo una amplia acogida entre el casi centenar de personas que asistieron a la misma y que participaron muy activamente en el turno de preguntas y respuestas, y a la que finalmente hubo de poner fin para dar paso a otros conferenciantes.

Junto a los diversos stands de sociedades científicas y de empresas relevantes del sector alimentario -algunas de ellas, colaboradores habituales en nuestras actividades - se organizaron numerosos talleres de cocina dirigidos tanto a niños y adolescentes como a personas adultas.

Fuente: Sociedad Española de Arteriosclerosis (S.E.A.)

El I Salón de la dieta mediterránea apostó por una alimentación sana para prevenir las enfermedades cardiovasculares

Expertos participantes destacaron la importancia de insistir en la calidad de los alimentos y hacer ejercicio para evitar la vida sedentaria

En los años sesenta la ingesta calórica media en España era de 2.673 calorías por habitante y día. Sin embargo, hoy en día es de 3.405, lo que, añadido al sedentarismo y la mejora de las condiciones de trabajo y de vida en general, hace que una gran cantidad de calorías no gastadas provoquen problemas de obesidad y riesgos de accidentes coronarios y cardiovasculares.

Además, actualmente la población infantil y juvenil de nuestro país es la que presenta el mayor nivel de colesterol de toda Europa, debido a los actuales hábitos alimenticios que nada tienen que ver con la dieta mediterránea.

Apostar por tanto por la educación para que la población valore la importancia de llevar a cabo una correcta nutrición y prevenir así la obesidad, uno de los principales factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares (ECV), ha sido el principal objetivo del I Salón de la Dieta Mediterránea, que se celebró en Madrid entre los días 22 y 25 de octubre. No en vano, las ECV son la primera causa de mortalidad en los países desarrollados, y también en España, dónde se producen cada año 124.000 fallecimientos por este motivo.


Sobre este importante asunto y bajo el título “Dieta y hábitos de vida saludables” Franco Sánchez Franco, jefe del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Carlos III de Madrid y responsable de Endocrinología y Nutrición de la Fundación Española del Corazón (FEC), ha impartido una conferencia en este foro. A su juicio, lo más importante es “educar a la población para que tenga una nutrición correcta teniendo en cuenta dos condicionantes: la calidad de los alimentos y el control de la obesidad”.


Para ello, este experto ha recomendado limitar los hidratos de carbono refinados (pan, pasta, arroz, patatas y dulces), los aceites vegetales y las frutas. Esto echa abajo parte de la estructura de la antigua pirámide alimenticia: “Al contrario de lo que se pensaba las frutas hay que limitarlas a dos o tres unidades por día debido a la cantidad de azúcar que tienen; la carne roja y la mantequilla también deben tener un consumo esporádico”.

Sin embargo, las legumbres, ha añadido, “han pasado a un nivel prioritario ya que tienen fibra y antioxidantes y no están expuestas a pesticidas”. Asimismo, el pescado, tanto el azul como el blanco, junto a la carne de ave, se sitúan entre los alimentos por los que se debe optar porque no tienen grasas saturadas y el huevo, que antes se pensaba aumentaba el colesterol, también.

Otro cambio importante está en los lácteos que son indispensables por el calcio que aportan aunque las personas con el colesterol alto deban optar por los semidescremados.
Dificultad para cambiar hábitos

 

Fuente: Fundación Española del Corazón

Fundación para la Investigación del Vino y Nutrición (F.I.V.I.N )

La Fundación apuesta por las propiedades saludables de los productos propios de la Dieta Mediterránea, especialmente del vino.

Fivin defendió ante el senado la necesidad de fomentar la Dieta Mediterránea.

La Fundación apuesta por las propiedades saludables de los productos propios de la Dieta Mediterránea, especialmente del vino.

Dentro de estas comparecencias, la Fundación para la Investigación del Vino y Nutrición (FIVIN) compareció ante la Comisión de Agricultura, Ganaderia, Pesca y Alimentación del Senado para exponer y defender la necesidad de fomentar el estudio y el conocimiento de la Dieta Mediterránea como un modelo de alimentación ideal.

Para FIVIN este tipo de dieta, así como los productos que la integran, tienen una serie de propiedades beneficiosas para nuestra salud y en la que las frutas, las verduras, los cereales, el pescado y, especialmente el vino, el aceite y el pan, son componentes fundamentales.

Alimentos como el aceite de oliva o los frutos secos han demostrado poseer efectos protectores sobre el organismo como la reducción del colesterol malo o el aporte de vitaminas antioxidantes. Pero la Fundación ha subrayado sobre todo el valor del vino como protagonista principal de la Dieta Mediterránea.

Fuente: FIVIN

La Sociedad Española de Arteriosclerosis en el I Salon Dieta Mediterranea y Salud

La Sociedad Española de Arteriosclerosis, en su objetivo de divulgar y promover los valores de la Dieta Mediterránea como un estilo de vida de hábitos saludables, ha tenido una importante participación en el I SALÓN DIETA MEDITERRÁNEA Y SALUD, celebrado en el Parque Ferial IFEMA, en Madrid, del 22 al 25 de octubre 2009.

Los más de diez mil visitantes de la muestra, han podido acercarse al stand de la S.E.A. donde, además de informarles ampliamente de qué es la SEA y su labor de investigación, dos azafatas les han entregado folletos divulgativos acerca del colesterol, la arteriosclerosis, los trigliceridos, recomendaciones dietéticas para prevenir la arteriosclerosis, etc.

El Prof. Jesús Millán, actual Presidente de la Sociedad, ofreció una interesante charla "Dieta Mediterránea vs Dieta Atlántica y Salud Cardiovascular. ¿Cuál es la dieta más favorable?", durante la jornada del viernes 23, la cual tuvo una amplia acogida entre el casi centenar de personas que asistieron a la misma y que participaron muy activamente en el turno de preguntas y respuestas, y a la que finalmente hubo de poner fin para dar paso a otros conferenciantes.

Junto a los diversos stands de sociedades científicas y de empresas relevantes del sector alimentario -algunas de ellas, colaboradores habituales en nuestras actividades - se organizaron numerosos talleres de cocina dirigidos tanto a niños y adolescentes como a personas adultas.

Fuente: Sociedad Española de Arteriosclerosis (S.E.A.)

La Dieta Mediterránea, puerta de entrada de los productos de Castilla-La Mancha en el competitivo mercado chino.

El mercado chino se presenta como una de las mayores oportunidades para que, las empresas del sector agroalimentario regional, puedan hoy expandirse y crecer, generando canales comerciales bien dimensionados, en un país, cuyo potencial de consumo es el más altos de todo el mundo.

Fuente: oretania.es

Los mercados municipales se apuntan a la dieta mediterránea

La pretensión de los mercados minoristas españoles es que la Dieta Mediterránea sea inscrita en la Lista representativa del patrimonio cultural de la humanidad de la UNESCO.

España, Italia, Grecia y Marruecos, son los cuatro países que han pedido a la Unesco la inscripción en la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Así, todas las personas vinculadas con los mercados de toda España manifestarán su compromiso para difundir y transmitir la Dieta Mediterránea. Esta “es uno de los patrimonios culturales de nuestras comunidades, con el que nuestras poblaciones se sienten plenamente identificadas”, asegura un representante de los mercados.

 Fuente:Ambientun.com

que hay de nuevo

Propiedades del Melón
Propiedades del Melón

Existen algunos tipos de melón: el melón verde, color naranja, blanco, amarillo, etcétera. El melón, fruto de la melonera, contiene mucha agua rica en minerales, su carne, de un color naranja ...


el gazpacho
El Gazpacho

La cocina mediterránea siempre ha dado prioridad en sus ingredientes a las hortalizas y verduras, mucho más que otras cocinas europeas. De ahí la importancia que se le da a su valor nutricional.


noticias del sector

España, Italia, Grecia y Marruecos divulgarán la dieta mediterránea
España, Italia, Grecia y Marruecos divulgarán la dieta mediterránea

Su objetivo es evitar el alejamiento de este patrón alimentario saludable, además de mantener y preservar su legado histórico y cultural. España, Italia, Grecia y Marruecos han celebrado la primera reunión Institucional Transnacional de la Dieta Mediterránea...